Un homenaje a El Salvador

Fotografía con fine ilustrativos- Creative Commons 3 | Nick Youngson

Por: Thais Helena Lindo | Brasil

Cuando llegue a El Salvador por primera vez, era solamente una estudiante que se encantó por el país. Hoy, después de tantos años de idas y venidas, más de una vez vengo al país que me enamoro desde el primer momento en que lo conocí. Esta tierra que adopté como mía de corazón, fue donde conocí personas que hicieron toda la diferencia en mi vida. Fue en las sonrisas que recibí, y en el calor que me fue dado por su gente, que sentí que regresaba a casa todas las veces que llegaba al país.

Desde temprano en mi vida tuve la oportunidad de viajar frecuentemente y conocer diferentes culturas y experiencias; pero es con sinceridad que puedo decir que este pequeño país de 6.5 millones de personas, ha dejado una marca en mi corazón como ningún otro lo ha logrado. Eso es porque El Salvador es una tierra admirable – no solo por sus bellezas naturales, pero por la amabilidad y la fuerza incomparable de su gente. Personas que independiente de su historia o creencias, son de las personas más genuinas y carismáticas que he conocido. El Salvador es una tierra de gente que aprendió a sonreír aun con las dificultades y que nunca perdió la esperanza. Donde siempre dan lo mejor de si y te hacen sentir bienvenido. Y todo eso lo pueden lograr solamente con una sonrisa, o con la sutileza de un “buenos días”, siempre con la sincera intención de hacer que te sientas en casa.

Creo que El Salvador es una tierra bendecida. Y esa bendición no viene de la falta de problemas, pero si de la sabiduría de saber enfrentarlos con fe, optimismo y esperanza. Así que aquí escribo mi homenaje a todos ustedes salvadoreños, por ser una inspiración, por su noble coraje, admirable belleza, y esa fuerza interior que no solo inspira a que podamos creer en lo mejor del ser humano, pero por enseñar al mundo que lo más genuino y bello se lleva adentro.

Sobre la autora

Thais Helena Lindo

Soy psicóloga de formación, actualmente ocupo gran parte de mi tiempo en escribir. He estado viviendo y viajando por diferentes lugares en el mundo, pero fue en El Salvador que encontré la gente mas amable que he conocido . Es por eso que consideré necesario hacer un homenaje al país que ha conquistado para siempre mi corazón

compártelo con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin